PASTA ROSA

Constancia. Es un cuento.

Posted on: 30 abril, 2015

perseverancia

De los años de la niñez recuerdo sobre todo trazos, pequeños recuerdos, amontonados en mi memoria, superpuestos unos sobre otros, pero en definitiva son trazos, de colores, de sensaciones, de brisas, de olores, de caras, de personas y de lugares.

Entre todos estos trazos recuerdo a una persona, ampliamente, era un señor, en el sentido literal de la palabra, con sombrero y bastón, de traje habitualmente vestido, ya fuera invierno o verano, y de aspecto siempre bonachón y agradable. Era vecino, cuando los vecinos se conocían y se interrelacionaban con la naturalidad y la sencillez de casi familia.

Gustaba de contar anécdotas, refranes y demás parafernalia que yo consideraba como propias de una persona muy inteligente, que sabía mucho y que conocía tantas cosas del mundo y al que me apasionaba escuchar.

De todas aquellas historias viejas recuerdo una, que impactó de una forma más fuerte que el resto en la mente de un niño, un pequeño niño que aún no había ni siquiera tomado la primera comunión.

Recuerdo perfectamente el calor del verano, la sombra de la mañana, su cara arrugada y  su boca colgando mientras comentaba con una verborrea bastante correcta una vieja historia.

La historia era la de Blas, un campesino que tenía una simple fanega de tierra que intentaba aprovechar al máximo para subsistir con su familia.

Tanto es así que Blas buscó agua donde no la había, acordonó el perímetro de la tierra para evitar que el ganado perjudicara su labranza, la estercolaba más que nadie, intentaba acarrear tierra más productiva para que su terreno fuera todo lo fértil que se podía.

Pero no siempre las cosas son como queremos, pronto acompañó a esa época una gran sequía, el agua no caía del cielo, se rezaba, se esperaba, pero nunca llegaba, y la desesperación de Blas era completa.

Con una mula Blas buscaba agua y la llevaba hasta su tierra para que no se secara todo lo plantado, pero todo su esfuerzo no era suficiente, aunque por lo menos conseguía que las matas no murieran por completo.

De repente tras la sequía vino época de lluvias, fuertes y torrenciales, que todo lo anegaban, incluidas las tierras de Blas, arrasando y llevándose consigo todo lo cultivado con tanto esfuerzo.

Pero Blas no desistía y volvía a plantar, a labrar, a estercolar, a trabajar su tierra sin descanso.

Cuando llegó la época de recolección casi todas las tierras estaban baldías, pero las de Blas tenían algún fruto, y envidiado por sus vecinos, le quitaban parte de lo que salía de la tierra cuando él no estaba.

Pero Blas seguía sin descanso, y gracias a eso nunca faltó comida en su casa, ni para sus hijos, que fueron creciendo y le ayudaban cuando podían en las labores con la tierra.

Con el tiempo y con las ganancias que fueron acumulando pudieron ir comprando algunos terrenos más y fue mejorando su situación.

Pero el principal legado de Blas para sus hijos fue su conducta y su forma de actuar, lo que aprendieron los hijos de Blas era que no podían dejar de intentar algo, de perseguir los sueños, aunque no se cumplan, de perseverar aunque se tengan todas las trabas del mundo, porque siempre, aunque sea poca, hay algo de recompensa.

Recuerdo a mi vecino, cuando terminaba de contarme la historia, mirarme a los ojos fijamente y asentir con la cabeza, como dando un veredicto sobre la historia que me había contado.

Después, cuando sus labios se cerraban, se quedaba mirando al infinito, como si esperara algo o la llegada de alguien.

Mientras yo, cansado de tanta charla, del calor y con sed, me escabullía rápido y lo dejaba atrás, sentado, tranquilo, aunque con la mirada perdida, como a la expectativa, como esperando, aunque nunca he sabido el qué. Quizá esperaba su pequeña recompensa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

ME ENCANTA LA PASTA

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 27 seguidores

abril 2015
L M X J V S D
« Feb   Sep »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Blog Stats

  • 8.596 hits
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: